Personas en la iluminación: Chiara Le

Chiara Le - Purchasing Project Leader at Schréder
Chiara Le
Purchasing Project Leader - Schréder

Las empresas se definen por las personas que trabajan en ellas: durante más de un siglo, Schréder ha estado a la vanguardia de la iluminación gracias a sus empleados en todo el mundo. A lo largo de 2022 nos centraremos en las personas que hacen de Schréder lo que es, incluyendo su trayectoria profesional, proyectos emblemáticos y sus ideas sobre el rumbo de la iluminación.

Chiara Le es jefa de proyecto de Compras de Schréder en nuestro campus de Lieja, Bélgica. Con estudios de Ingeniería Industrial, ha trabajado muchos años en el sector de la automoción, ocupando puestos en Fiat, Piaggio y Peugeot en Francia, Italia y Vietnam. Con las cadenas de suministro mundiales profundamente alteradas, los equipos de compras de todo el mundo viven momentos de cambio y agitación. Chiara aporta a Schréder sus conocimientos para la obtención de recursos, desempeñando una función vital para garantizar que los clientes tengan sus sistemas de iluminación instalados y funcionando puntualmente.
 

Crecí en un entorno bilingüe...

Mi familia se vino a Italia después de la Guerra de Vietnam, así que me crie siendo totalmente bilingüe y me siento italiana al 90%, sobre todo cuando se trata de café, pizza y tiramisú. Me formé como ingeniera industrial, con incursiones en Economía, y cuando me gradué pensé que trabajaría en un gran proceso industrial, pero una empresa de selección se puso en contacto conmigo para trabajar en Fiat. 
 

Esto me demostró lo amplio que puede ser un puesto de compras...

Empecé a trabajar haciendo compras, a pesar de haber solicitado estar en control de calidad, porque se dieron cuenta de mi talento para la negociación. Empecé como junior y seguí trabajando hasta un puesto senior, con responsabilidad sobre todas las compras: productos químicos, piezas mecánicas, electrónica. Después fui a trabajar a Piaggio en Vietnam, en un proyecto que producía sus escúteres en el país, antes de llegar a Peugeot en Francia.
 

Buscaba conciliar mejor el trabajo con mi vida...

Me enteré del puesto en Schréder. No fue una transición sencilla, porque empecé durante la pandemia. Aunque me dieron todas las herramientas, el ordenador y todo lo demás, no conocí a nadie en persona durante los primeros meses. ¡Todavía siento que soy bastante nueva después de 18 meses! Al mismo tiempo, la empresa ha estado tomando muchas medidas para que los recién llegados se sientan a gusto. Por ejemplo, en cuanto estuvo permitido que nos reuniéramos en exteriores, dimos un paseo al aire libre con el consejero delegado, y nos conocimos entre nosotros y a nuestros jefes. 
 

Mi puesto abarca todos los aspectos de la fabricación del producto...

Trabajo en el proceso de desarrollo de nuevos productos. Mi principal actividad es trabajar sobre el proyecto para garantizar que la selección y documentación de suministros básicos se hagan correctamente. Obtengo materiales para productos nuevos, teniendo en cuenta los objetivos técnicos, los costes admisibles y la calidad a la que aspiramos. Mi tarea principal es mantener la inversión en los márgenes del presupuesto y el coste de la luminaria dentro de lo razonable.
 

Comprar múltiples recursos...

¡Todo lo que el proyecto requiera en términos de material directo! Desde fundición de aluminio, conjuntos de placas de circuito impreso, juntas, piezas de goma, piezas de silicio, hasta arandelas y tornillos pequeños —porque siempre necesitamos arandelas y tornillos pequeños—, absolutamente todo. Una de mis tareas es intentar impulsar el uso de piezas estándar para elementos pequeños. El cuerpo y la cubierta de la luminaria no se pueden normalizar, pero las piezas más pequeñas sí. ¡Para el cuerpo, tenemos que ser capaces de personalizarlo según las necesidades del cliente!
 

Trabajar con varios equipos, interna y externamente...

Externamente, normalmente no busco nuevos proveedores, utilizo los que ya ha validado Schréder, pero a veces, si necesitamos algo nuevo, tengo que buscarlos. Internamente trabajo con dos centros de diseño, uno en Bélgica y otro en el Reino Unido. Desde el punto de vista del diseño, tratamos de encontrar soluciones que mantengan los costes bajo control. Dependiendo del lugar en el que se ensamble la luminaria, trabajo con nuestras fábricas de Portugal, España y Hungría. Todos estos aspectos también afectan al coste. 
 

En medio de una crisis de la cadena de suministro mundial...

¡No siempre es fácil! El mundo no ayuda ahora mismo. A veces tenemos que posponer ciertas fases porque no tenemos piezas o porque hay un problema de transporte. Hemos acumulado existencias de artículos que necesitamos mucho, pero también hay que improvisar. A veces, por ejemplo, cuando no tenemos un driver, colaboramos con los técnicos para encontrar alternativas, y buscamos en todas las fábricas que tengan existencias.
 

Los proveedores han ayudado...

Hay ocasiones en las que hay que aceptar un aumento de precio, pero en otras es mejor decir que podemos esperar un par de semanas más; hay que hacer malabares todos los días. Es necesario tomar muchas medidas pequeñas para conseguir un mejor resultado. Con los proveedores, si se preparan las cosas con suficiente antelación, casi siempre puedes obtener un buen resultado. ¡A veces puede ser una pesadilla, pero así es la vida! Siempre habrá retos, la cuestión es cómo responder ante ellos. 
 

Al mismo tiempo, los clientes exigen más sostenibilidad...

Nosotros generamos sostenibilidad dentro del diseño. Cuando diseñamos una luminaria, tenemos que pensar: ¿cómo podemos reciclarla? ¿Cómo podemos transportarla mejor? ¿Cómo podemos evitar los materiales de desecho? ¿Cuál es el ciclo de vida del producto y de sus piezas? Hay mucho trabajo en este campo: no hablamos de ello como un punto independiente y especial, porque lo pensamos desde el principio. Va integrado en el proceso. 
 

Una cadena de suministro sostenible es el futuro del negocio...

Hemos convertido la sostenibilidad en una parte integrante de lo que hacemos, así que queremos que otros se nos unan. Como parte de nuestro plan Together for Our Future, pedimos a todos los proveedores del grupo que confirmen su adhesión a los principios de la RBA. Hasta el momento, un 90% en total ya ha confirmado su cumplimiento.
 

¡Y el equilibrio entre mi trabajo y mi vida ya casi está!

La empresa ha favorecido mucho el trabajo desde casa, y me ha apoyado para trabajar desde el extranjero el año pasado, cuando no tuve ocasión de tomarme vacaciones. Estoy descubriendo Lieja lentamente... la pandemia nos ha obligado a todos a quedarnos en casa y a estar en Internet, pero ahora salgo para ir a trabajar, veo gente y vivo la vida. Afortunadamente, aprendí francés en mi trabajo anterior; no tenía elección: ¡tenía que hablar francés para arreglármelas en la vida diaria! Esto me demostró la importancia de perseverar, incluso cuando es difícil.

Connecte con Chiara en LinkedIn!