Borrón y cuenta nueva. La reconstrucción perfecta

Laszlo Kelemen - Production Leader Kandelabra & Deco products
Laszlo Kelemen
Production Leader Kandelabra & Deco products

La semana pasada vimos cómo algunas de las ciudades más inconfundibles del planeta buscaban mantener su identidad en todo su esplendor sustituyendo las fuentes luminosas de los dispositivos existentes para así conservar su carácter y ahorrar energía. Aunque esto sea magnífico para la sostenibilidad, por desgracia el tiempo pasa factura, y a veces la mejor opción es reemplazar el sistema de iluminación completo. 

Cuando nos asociamos con una ciudad, llevamos a cabo un análisis completo y creamos un sistema para reducir su huella energética, lograr los objetivos medioambientales y crear espacios seguros y acogedores para los ciudadanos. Y cuando este análisis nos indica que la mejor opción son dispositivos de iluminación nuevos, apoyamos la decisión de las ciudades, ya sea para crear algo novedoso, atrevido e impactante, ya sea para reconstruir cuidadosamente las luminarias obsoletas.

Schréder can perfectly replicate lanterns with modern technology inside to build a more sustainable future

Puede que los dispositivos antiguos ya no dispongan del grado de hermeticidad necesario para un funcionamiento correcto, o tal vez las unidades fotométricas o electrónicas sean imposibles de sustituir. Pero no todo está perdido en nuestra unidad de negocio Kandelàber de las afueras de Budapest, el equipo de expertos de Schréder recrea con precisión los elementos de iluminación del patrimonio histórico para las ciudades que se enorgullecen de su tradicional elegancia. 
 

(Re)creando los clásicos

Un caso en el que se necesita un reequipamiento total es cuando las ciudades desean sustituir el alumbrado de gas. Todavía utilizado en ciudades como Berlín y Boston, a la gente le encanta su característica luz cálida. La nueva tecnología LED imita su tono a la perfección, y Kandelàber ha encontrado la forma de que las luces de sustitución sean indiscernibles, incluso en el dispositivo interior con forma de media.

Schréder is replicating 2,700 traditional lanterns with state-of-the-art technology for the city of Bruges to create a sustainable future

En Brujas estamos colaborando con socios para sustituir 2.700 faroles de la parte antigua de la ciudad durante los próximos años. El nuevo sistema recortará el uso de energía en un 60%, reducirá las emisiones de carbono y ahorrará dinero a la ciudad. Lo verdaderamente importante es que, en esta ciudad, donde cada esquina es el escenario perfecto para un selfi, los característicos faroles verde oscuro mantienen la apariencia y estilo del centro histórico. 


Un paseo bien iluminado por los caminos del recuerdo

Los motivos por los que una compañía global terminó supervisando una unidad de producción, con sus martillos, yunques y moldes, es complicada, pero merece la pena contarlos. En los años 80 del pasado siglo, uno de los programas de televisión más populares de Hungría informó de que los pintorescos dispositivos luminosos de Budapest estaban muy obsoletos y en peligro de tener que eliminarlos. 

Después de ver el reportaje, Zoltan Wlassits tomó la iniciativa. Con voluntarios de la planta energética de Kelenföld, el Sr. Wlassits restauró —como cortesía para Budapest— docenas de candelabros de los que habían aparecido en el programa de televisión. Todavía están funcionando, y los voluntarios recibieron un homenaje por sus servicios a la ciudad. Pero entonces sucedió algo totalmente inesperado: el Sr. Wlassits fundó una empresa; un movimiento arriesgado, teniendo en cuenta la situación política

In the heart of Budapest, Schréder has skillfully recreated heritage lanterns to preserve the city's heritage and craft

Con sede en el distrito del castillo de la ciudad —una zona ahora abarrotada de turistas—, trabajaron en proyectos destacados, restaurando la iluminación de Budapest con todo su antiguo esplendor. Incluso entablaron una especial relación a través del telón de acero, con Schréder.

La empresa belga había desarrollado una gama de reflectores sofisticados con la que eran capaces de emitir la luz correcta en el lugar y el momento adecuados, mientras que Kandelàber forjaba elaboradas creaciones que hubieran impresionado a la mismísima emperatriz Sissi. Trabajaron juntos de forma oficiosa actualizando los candelabros de Andrassy Ut, la avenida que conduce a la Plaza de los Héroes, para poner reflectores ópticos modernos en su interior. 

Marcel Schréder decidió comprar la empresa, creando así finalmente en 1998 la primera empresa conjunta del país. El resto ya es historia —o, para ser más exactos, ayudar a las ciudades a preservar su historia—.

 

Acerca del autor
 

Fascinado por la iluminación, Laszlo ha trabajado durante más de 30 años en Schréder, donde desarrolló rápidamente una auténtica pasión por ayudar a pueblos y ciudades a preservar sus antiguos faroles.
Su vasta experiencia le convierte en una persona imprescindible: puede reconstruir, rediseñar y recrear productos tan buenos y auténticos como los originales, cumpliendo con las normativas de iluminación.